martes, octubre 16, 2007

TRIFULCAS ENTRE AFICIONADOS

Nada nuevo. La quintaesencia del mundo taurino. Las hubo, las hay y las seguirá habiendo. Dos aficionados no se ponen de acuerdo normalmente ni a la salida de una corrida que han visto juntos. Benditas trifulcas. ¡Pero que bien se lo pasan!

Los matices, los detalles, lo visto, lo oculto, lo que pudo ser y no fue, lo que debía haber ocurrido y no pasó, lo que uno vio y al otro se le pasó, etc., hacen que una misma faena pueda ser el meollo de una agria discusión técnica.

A veces con posterioridad a la discusión y lo que debería quedarse en una simple cuestión de subjetivos puntos de vista termina enconándose de malas maneras, máxime cuando nuestro subconsciente nos traiciona y nos viene a la cabeza el pensamiento fatídico, ¡NO TIENE NI IDEA!. Entonces ya empezamos a creernos que somos mejor aficionado que nuestro amigo, que sabemos de toros infinitamente más que el, que no se entera de la misa la media, que perdemos el tiempo hablando con un tercera división, que es un taurino de pacotilla y empezamos a mirarle por encima del hombro.

Mal asunto y craso error. Somos por naturaleza orgullosos y nos cuesta reconocer que de toros sabemos algo, pero no todo y que siempre hay posibilidad de aprender. Parece que estamos de vuelta y que es imposible que nos den una lección sobre tauromaquia.

Si por algo se distingue un buen aficionado es por haber sabido aglutinar a lo largo de su vida la máxima información posible, tanto vista, leída como oída, por haber formado con ello su personalidad taurina y sobre todo por tener una mente abierta que pueda permitir asimilar nuevos conocimientos. Un buen aficionado debe estar en permanente formación continua. Por lo tanto, no debería jamás despreciar una opinión, por muy desatinada que ella sea, si bien su grado de conocimiento le permitirá conservarla u obviarla.

Y lo más importante, seguirá teniendo un amigo.

Pero hay trifulcas de otro tipo. Me refiero a las interesadas. A aquellas en que las opiniones están soportadas en componentes emotivos. Cuando lo que pensamos y lo que sentimos esta en contraposición. Cuando ensalzamos lo bueno, pero callamos lo malo. Cuando no somos ecuánimes porque el subconsciente nos traiciona. Cuando no hablamos como aficionados y lo hacemos como seguidores. De estas trifulcas debería huirse a la primera oportunidad. “¿De quien es usted partidario? - ¡Del que ha estado bien!” debería ser el rumbo del buen aficionado. Se puede uno permitir la licencia de tener su ojito derecho, pero sin que ello sirva como patente de corso para excusarle en sus actuaciones menos afortunadas.

Escribo esto a raíz de una polémica desatada en la red, mantenida por grandes amigos y verdaderos aficionados, a raíz de la valoración de la campaña de José Tomas. No creo que entre nosotros deba ser motivo de trifulca. No merece la pena. Un video, de una faena, es una gota de agua en el océano. La belleza de una ventana no implica la belleza del edificio, ni tampoco lo contrario.

No obstante, no me escondo y quiero dar mi opinión. Pienso que la campaña ha sido y sigue siendo mediática. El y Cayetano han copado todos los minutos de información televisiva. Interesa la noticia del sufrimiento, la de las caras ensangrentadas, la de las lesiones, las intervenciones quirúrgicas y sus respectivas recuperaciones. Nada más. Ni una sola noticia de cómo toreó, con quien se enfrentó y por que le pilló. Esto no vende, la imagen con el corbatín a modo de torniquete, si.
Quedará para nosotros, los aficionados el juzgar su toreo. Lo que me digan y cuenten los taurinos y los espectadores me trae al pairo.
Solo le he visto una vez este año, y fue en Burgos. Mala suerte. ¡Mejor si no hubiera ido! En cambio, y afortunadamente para otros, habrá quien haya tenido mejor suerte que yo. Que le vamos a hacer. Otra vez será.

Hoy por hoy, y salvo alguien me desdiga por alguna de sus actuaciones, ¡nada tiene importancia si no hay toro!, aunque el oponente se llame José Tomas.

8 Comments:

Blogger Quintaesencia said...

Chapeu, ahi las has dado, 100% razon y sin faltar ni insultar a nadie. Un saludo desde La Rioja

7:45 a. m.  
Blogger cortinar said...

de acuerdo en un 80% chapeu,pero creo que igual que en el flamenco,lo puro son para puristas y el 75 % de los aficionados no lo son y demandan otro tipo de espectaculo (fusion),de esta forma los puristas se aprovechan de que asistan mas gente a los toros,y sin ninguna duda de que exista piques entre los toreros,y este año ha sido crucial.J.T.utiliza una maxima en el toreo que es "parar",que no va en funcion del toro,sino del torero y ya con eso me daria con un canto en los dientes si el 50% de los toreros lo cumplieran.

9:23 a. m.  
Blogger kalamua said...

cortinar,
como en el flamenco tambien en los toros existen los aicionados y el publico.
Si solo existieran los aficonados hace tiempo que esto se habia ido al carajo. Por lo tanto, bienvenidos sean aunque no tengan ni idea, pues ademas de sostener economicament el espectaculo, alguno se aficionara de verdad.
En cuanto a JT, lo de parar no lo tengo tan claro como tu, yo creo que en esta epoca los toros ya salen parados de chiqueros. Lo que le hace distinto del resto de figurines es que se pone "a tiro" del morlaco y si falla tecnicamente, se lleva una cornada. Los demas torean con red y paracaidas, para que me entiendas.

1:06 p. m.  
Blogger cortinar said...

el parar,es que el torero no se mueva cuando el toro pasa por su juridiscion,un toro,permiteme que te lo diga,es imposible pararlo,el torero tiene que templar y mandar,y quedarse quieto,y mover los brazos y las muñecas,eso es torear.

1:33 p. m.  
Blogger kalamua said...

Parar, hablando del torero como tu lo expresas, es sinonimo de quietud, de estatica.
Cuando yo hablo de parar me refiero al toro. El torero debe PARAR la embestida, TEMPLAR en su recorrido y MANDAR obligando al toro a ir donde no quiere.

5:55 p. m.  
Blogger PFY said...

Hola a todos! Personalmente creo que el de Galapagar esté en su mejor momento. Le he visto torear mucho con el piquito de la muleta y tener fallos que antes no tenia... Pero bueno, la verdad es que el hombre ha puesto a la tauromaquia dentro de la vida cotidiana, cosa que últimamente se esyaba perdiendo.
Finalmente decir que tengo un blog que he creado hace poco, os animo a daros una vuelta y opinar sobre él.

Un saludo.

www.desdeelcallejon.blogspot.com

10:08 p. m.  
Blogger isieasy7 said...

Se podra pasar el dia opinando que si o que no, pero yo solo recuerdo los comentarios de Navalon al respecto, tomas no sabe torear.
Y si se enfrentara a verdaderos toros desde hace tiempo eso ya seria un tema resuelto.
Si con los perritoros que asesina tiene problemas, quisiera saber que es lo que le pasaria con un toro integro.
En lo que si estoy de acuerdo es en que es un ejemplo vivo de Manolete,
el mismo destoreo y el mismo taurineo levantandolo.

3:09 a. m.  
Blogger PEPE PASTOR said...

Magnífico artículo, lo más sensato que he encontrado en la red. Enhorabuena. Me he permitido reproducirlo en mi blog, que también queda a vuestra disposición, y recomendar vuestro blog, que me parece de gran interés.
http://malakaespa.blogspot.com/
Saludos
Pepe Pastor

11:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home